Cholos Los cholos son 

Lo importante en el futbol Es ganar. Es el obejtivo final de Los equipos e instituciones.  Despues – hay manera de ganar , jugando bien o colgandose del travesaño. La defensa gana campeonatos.  Lo de Simeone Es deslumbrante – hacer liricos como Griezman y Carrasco que se ajusten a su esquema. Hay que tener llegada como DT para que sus players Se maten en la cancha.  
El futbol Es de gustos distintos – ganar es gusto de todos. El cholo Se va a Milan y Los que supuestamente juegan mejor no. El futbol le da una revancha pronto al Atletico. 
Abajo las palabras del DT del Atletico de Madrid,

Antes de nada, me presento. Hola, Soy Diego Pablo Simeone, entrenador del Club Atlético de Madrid. Y estoy aquí para disculparme. ¿Para disculparme de qué? De todo. No me estoy comportando bien, estoy siendo deshonesto y creo que todo esto merece una explicación. 
Pido perdón. Pido perdón, en primer lugar de todo, al fútbol. Perdón por ser una deshonra para vos. De hecho, a mí y a mi equipo nos llaman el anti vos. El anti fútbol. Nosotros no somos anti nada. Bueno, antimadridistas sí, pero eso es inherente. El caso es que así nos nombran. No sé muy bien por qué. Quizás porque no jugamos como ellos quieren; quizás porque les incomodamos; puede que sea porque no se ven capaces de ganarnos. No lo sé. Pero nos lo llaman. Y lo hacen sólo cuando ganamos y estamos ahí, en la pelea. ¿Se puede estar en la pelea siendo anti fútbol? No tengo ni idea, pero espero que los dioses del fútbol nos perdonen. A mí y a los míos. Lo siento.
Pido perdón. Pido perdón, en segundo lugar, a los inventores de este deporte. Lo siento de verdad. No me gusta la posesión. La detesto. No quiero al balón. Cuanto menos tiempo lo tenga, mejor. Pero el tiempo que lo tenga, quiero que sea para marcar en la portería. Perdón también por querer marcar más goles que vos, y querer recibir menos. Lo siento. Soy un profundo pecador. Yo no quiero la redonda para salir en las estadísticas. No quiero que Koke toque 120 balones. Quiero que toque veinte y que, al menos, cinco sean para dar el último pase. Me da igual que Griezmann haga sólo cinco pases, si dos son a la red. De verdad, peco. Peco mucho. Pero para mí el fútbol es ganar. Los números que me importan están en el marcador. Esto no es boxeo, no es un juego a puntos. Aquí gana quien más marca, quien menos recibe. Y en eso baso mi trabajo En ganar, ganar y ganar. Perdón por no presentaros el césped de mi casa como a vosotros os gusta; perdón por no jugaros como a vosotros más os mola; perdón por tener una defensa y un portero que no os dejan marcar goles para que sigáis recibiendo portadas y Balones de Oro. Perdón. Soy pecador.
Pido perdón. Perdón, en tercer lugar, a todos esos que antes eran nuestros amigos. A los de blanco, a los que dábamos lástima y nos deseaban lo mejor, desde la distancia; y a los de azulgrana, ya que antes éramos su segundo equipo y ahora, por mi culpa y la de mis chicos, ya no. No les caemos en gracia. Donde antes querían que ganásemos ahora claman derrota. Ellos nos llaman violentos, sucios, asesinos, antifútbol y no paran de buscar cualquier resquicio imaginativo para atacarnos. Antes todo eran risas con nosotros. Ellos eran los guapos y nosotros su amigo gordito el simpático. Imagino que no tendrá nada que ver que nos hayamos puesto fuertes, con mucho trabajo, y empecemos a quitarles los ligues. La culpa es toda nuestra, por haber permitido que se acercasen. Perdón a todos. Lo siento.
Pido perdón, para terminar, de forma general. Perdón por haber cogido a un equipo a cuatro puntos del descenso y haberlo colocado en dos finales de Liga de Campeones. Perdón por empezar a entrenar a un equipo que no ganaba ningún derbi, para terminar ganándolos por inercia. Perdón por derrocar al equipo rey del fútbol mundial jugando de forma que no les gusta. Perdón por ganar títulos, luchar por ellos y molestar a las grandes corporaciones económicas del viejo continente. Perdón por molestar, por acoplar a mis chicos a una fiesta sin ser invitados. Perdón por entrenar como a mí me de la gana, por utiliza las armas necesarias para ganar a los mejores equipos del mundo y por no entrar en cada polémica que buscáis. Perdón, a fin de cuentas, por hacer feliz a una afición que ha sufrido mucho y que está viviendo los mejores años de la historia del club que aman. Seguro que ellos, como yo, hoy están tristes buscando viajes, apartamentos y hoteles en Milán para el 28 de mayo. Porque han pasado a la final eliminando a Barcelona y Bayern, porque no juegan bien al fútbol y porque hoy el deporte está de luto por culpa del Atlético. Seguro que están sufriendo mucho. Aunque creo que no tanto como ustedes, que la tienen hasta la tráquea insertada. Perdón también por eso.
Ah, y perdón a Manuel Neuer, que dijo, tras ser eliminado, que nuestro Atleti es “el mejor equipo del mundo”. No, Manuel, no has entendido nada.
Un fuerte abrazo, Diego Pablo Simeone.
PD: Les dejo mi dirección de e-mail acá para que me aconsejen cómo debo jugar, a quién debo sacar y contra quién no puedo ganar:
lasiganmamando@gmail.com
  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s